Tijuana BC 24 de mayo de 2015 (GT).-Esta mañana alrededor de 250 personas realizaron una caminata pacífica denominada “Si toma no maneje”, para llamar la atención sobre el deceso de una menor por culpa de un ebrio que conducía un vehículo de motor.

La marcha comenzó en el cruce de avenida Bufadora y bulevar Cucapah, de la colonia Guaycura. Participaron aproximadamente 250 personas y seis vehículos, tras la convocatoria de la señora Elisa González Quintanilla, madre de la occisa. El punto final estuvo en la confluencia de bulevar Insurgentes y Rampa Cetys.

Manifestó la señora González Quintanilla su apoyo a los puntos de alcoholimetría que instala diariamente la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, porque han evitado que muchos inocentes mueran por culpa de conductores ebrios, como el caso de su nena, que tuvo la desgracia de perecer por la irresponsabilidad de un borracho al volante.

“Esta marcha es para que quienes manejan después de haber bebido en exceso tengan conciencia de que con ello se convierten en homicidas en potencia. Si a mí ya me sucedió esta desgracia no quiero que le pase a otros”, finalizó Elisa.

Deja tu comentario