Tres aprehensiones por homicidio

0
66

Tijuana BC 27 de enero de 2018 (GT).- La Subprocuraduría de Zona Tijuana a través de la Policía Ministerial del Estado de la Unidad de Aprehensiones, lograron la captura de tres sujetos, quienes están implicados en tres eventos diferentes de homicidio calificado.

El primero de los casos es la detención de Giovanni N., alias “El Bagre”. Quien contaba con una orden de aprehensión del Juzgado Octavo de lo Penal.

El hecho del que se le acusa ocurrió el 11 de mayo de 2016 en la colonia Chula Vista, cuando la víctima Jesús Antonio Lizárraga llegaba a un taller mecánico, donde ya lo esperaba Giovanni N., con un arma de fuego, y al notar esto la victima trata de escapar, pero es lesionado por disparos de arma de fuego.

El segundo de los detenidos es Jesús Francisco N., alias “El Chuy”, quien tenía una orden de aprehensión del Juzgado decimo Penal, también por homicidio calificado.

Este caso ocurrió el 13 de marzo del 2016 en la colonia Sánchez Taboada. El hoy occiso Roberto Miguel Franco sostuvo una pelea con Jesús Francisco N., a quien lastimó en el rostro con una navaja, por lo que el lesionado se retiró, pero regresó al poco tiempo con sus dos hermanos, quienes juntó con él, golpearon a Roberto Miguel con un tubo en la cabeza, hasta privarlo de la vida.

El tercer detenido es José N., quien contaba con una orden de aprehensión por homicidio calificado girada por el Juzgado Cuarto de lo Penal.

José N., es indiciado en los hechos ocurridos el 30 de septiembre del 2015 en la colonia Terrazas del Valle, donde perdió la vida Héctor Álvarez Zarate. El presunto responsable se encontraba ingiriendo bebidas alcohólicas en el patio de su casa, cuando llegó Héctor Zarate amenazándolo con un barrote de madera, para que abandonara su predio, y poder quedarse con la posesión, ya que quería su terreno, por lo que el hoy detenido sacó un arma de fuego y le disparó en tres ocasiones, lesionándolo, quedando muerto a mitad de la calle.

En los tres casos, los detenidos quedaron a disposición del Juez que los reclama, y quedaron internados en el Centro de Reinserción Social de La Mesa en Tijuana.