La “insegura y poco profesional” maniobra de un avión ruso que denuncia EE.UU.

0
292

Estados Unidos 30 de abril de 2016 (BBC Mundo).- Una nueva maniobra de un avión de la fuerza aérea rusa volvió a hacer saltar las alarmas en Estados Unidos.

Este viernes, un avión de combate Su-27 interceptó a un avión de reconocimiento de la Fuerza Aérea de EE.UU. que volaba sobre el mar Báltico.

El avión ruso lo hizo en una forma “insegura y poco profesional”, dijo el Departamento de Defensa de EE.UU.

Según detalló el Pentágono, la aeronave rusa realizó una maniobra que consiste en, con su estela, “dibujar” un barril alrededor del avión estadounidense.

Amenaza a la seguridad

“La nave estadounidense estaba volando en un espacio internacional y en ningún momento entró en territorio ruso.

Esta interceptación aérea insegura y no profesional pudo causar daños serios y herir a toda la tripulación aérea implicada”, dijo el vocero del Pentágono Daniel Hernández.

Detalló que en su maniobra “errática y agresiva”, el Su-27 llegó a volar a menos de 7,6 metros del avión estadounidense, antes de seguir la mencionada trayectoria de barril.

El vocero advirtió que “las acciones inseguras y no profesionales de un solo piloto tienen el potencial de aumentar innecesariamente las tensiones entre los países”.

Aviones y lanzamisiles

Este el segundo incidente ocurrido en abril en el mar Báltico por el que EE.UU. acusa a los aviones rusos de volar agresivamente.

El primero ocurrió el 13 de abril, cuando dos aviones rusos volaron casi una decena de veces cerca de un barco lanzamisiles estadounidense.

El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, defendió las sobrevuelos de los aviones de guerra sobre la marina estadounidense. Según dijo, solo estaban observando el barco desde una “distancia segura”.

El agresivo y espectacular vuelo rasante de aviones de Rusia sobre un barco de EE.UU.

Sin embargo, Hernández, del Pentágono, sostuvo que “ha habido incendentes repetitivos en 2015 en los que la aviación militar rusa se ha acercado lo suficiente a otra flota aérea o marítima como para generar serias preocupaciones de seguridad”.
“Estamos alarmados por este comportamiento”, agregó.

Tensión creciente

Los “choques” entre militares de Rusia y EE.UU. y sus aliados han aumentado significativamente en 2015 y 2016, desde la anexión de Crimea a la primera.

La vida en Crimea un año después de su anexión a Rusia

Gary O’Donoghue, reportero de la BBC en Washington, informó que después de los incidentes, los analistas de defensa interpretan las acciones de Rusia como un recordatorio de que este país tiene poderío militar y no se le puede atropellar.

Pero O’Donoghue cree que la frecuencia de estas situaciones hace que muchos teman que sea solo cuestión de tiempo que ocurra una confrontación total -deliberada o accidental- entre las dos grandes potencias militares del mundo.

Deja tu comentario