Invitan a tijuanenses a reciclar basura navideña

0
186

Tijuana, B. C.,17 de diciembre de 2017 (GT).- En estas fiestas navideñas es común que gran parte del aguinaldo se convierta en basura, causando que Tijuana genere 600 toneladas extras de residuos urbanos al día y se encarezca la recolección, por lo que un llamado a todos los ciudadanos sería: Por Tijuana, separa y recicla la basura de tu fiesta.

Así lo remarcó el ingeniero José Carmelo Zavala Álvarez, director del Centro de Innovación y Gestión Ambiental (CIGA), quien invitó a la comunidad a disfrutar estas fiestas con responsabilidad y pensando siempre en disminuir el impacto ambiental, puesto que cada quien es responsable de su huella ecológica.

“La euforia de las posadas y fiestas navideñas tienen un daño colateral; envolturas de regalos, empaques, el mayor gasto en compras, moños y plásticos que sujetan muñecas y otros juguetes, pueden significar un 30 por ciento adicional a las 2 mil toneladas diarias de basura que genera Tijuana, lo que significa mayor trabajo en la recolección”, explicó.

Invitó a separar la basura limpia de Navidad, pues en época navideña se estima que Tijuana genera 600 toneladas extras de basura al día, por lo que vendría bien un poco de austeridad en compras y envolturas, así como elevar la separación de residuos, porque una buena parte, tal vez el 80 por ciento, puede fácilmente reciclarse si se mantiene limpia.

“Todos aportamos a la causa ambiental no mezclando los residuos reciclables con la típica comida de la época, como pozole, tamales, guajolote, buñuelos; al mezclarse con comida, las cajas de cartón y el papel de regalo pierden valor y es muy costoso, hasta no rentable, reciclarlos, amén de la tarea casi infrahumana que pepenadores realizan por necesidad”, enfatizó.

Una recomendación, comentó José Carmelo Zavala, es repensar y disminuir las compras “innecesarias”, algo difícil cuando el recurso es escaso, pero el aguinaldo parece dinero “extra” que le da un carácter de fácil y rápido destino a un “gustito” que siempre sentimos merecer, nosotros o alguien muy querido, esto hace que el espíritu navideño y la felicidad pueden terminar y definirse en una tienda, aunque parezca triste la definición.

“También podríamos no envolver regalos, pero claro que esto resta emoción, misterio y sorpresa; en todo caso, habría que estar atentos a las cajas, el papel y los moños, para que tengan un segundo uso, porque en instantes se aprecia lo bonito o delicado de la envoltura y luego se rompe sin piedad; otra opción es abrir los regalos sin destruir papel y caja”, dijo.

Zavala Álvarez destacó que en Tijuana cada persona genera 1.1 kilos de basura común al día, de los llamados residuos sólidos urbanos (RSU), pero con las fiestas y posadas la ciudad llegará fácilmente a 1.5 kilos diarios, aunque esto es solo un promedio, pues habrá quienes generen más y otros menos, según el número de fiestas y regalos recibidos.

“Por alguno de estos caminos, todos juntos en Tijuana llegaremos a más de 600 toneladas diarias; si así sucede, lo cual es muy probable, intentemos que esta basura limpia sea separada de los restos también muy abundantes de comida, para que así sea reciclada en su mayor parte”, reiteró el ambientalista e ingeniero bioquímico.

José Carmelo Zavala añadió que parte del material de envoltura y el embalaje de los productos, como lo son el plástico, el alambre recubierto y los sujetadores plásticos, valdría la pena separarlos, pues algunos de ellos son terriblemente resistentes, de modo que mantenerlos separados puede facilitar su reúso o reciclaje.

“Embalaje, envase y envoltura de regalos puede significar entre el 5 y 10 por ciento del peso del producto o los regalos; podemos encontrar pequeños productos, como juguetes o electrónicos, que sean valiosos o frágiles y que son envasados con estructura plástica y cartón muy resistentes para soportar el manejo durante su transporte, lo ideal es rescatar esos materiales y reusarlos”, finalizó.