Mexicali, Julio 6 de 2017 (GT).- Ante la recurrencia de hechos de violencia entre transportistas diversos del municipio de Tijuana, la diputada Mónica Hernández Álvarez propuso al pleno del Congreso emitir un exhorto a la Alcaldía de Tijuana para que aplique todo el peso de la ley contra servidores del transporte público que infrinjan la Ley.

La legisladora aclaró que no se pronuncia en contra de un solo gremio o empresa del transporte público, sino que el llamado es para imponer el orden, la legalidad y el interés público en todo el sector del transporte público en general, pues la problemática que se ha presentado no es un hecho aislado.

Observó que hay un patrón recurrente de violencia, de acoso y de agresiones físicas que vienen cometiendo algunos taxistas, no todos, en Tijuana, y se han difundido esos hechos en todos los medios, incluyendo las redes sociales.

“Se ha constatado cómo algunos grupos de taxistas han emprendido acciones violentas contra trabajadores del volante de gremios distintos y de camiones de servicios turísticos”, señaló.

“Lamentablemente hoy no solo los choferes son quienes están en riesgo de ser agredidos, sino los mismos usuarios, ciudadanos y visitantes que se convierten en las nuevas víctimas”, advirtió la diputada Mónica Hernández.

Por lo anterior, la legisladora sentenció que ninguna autoridad sea omisa a esos actos de barbarie, que por un lado atentan directa y flagrantemente en contra de un servicio público que la autoridad les confió, y atentan también contra la integridad física de los miles de ciudadanos y visitantes que a diario transitan por Tijuana en los diversos medios de transporte público.

Mónica Hernández lamentó entonces que al complejo fenómeno de inseguridad que aqueja a Tijuana, ahora esa inseguridad proviene también del sector del transporte público.

“Los ciudadanos han procurado cuidarse en sus personas y en sus bienes, para no ser víctimas de la delincuencia y el crimen organizado; y ahora también debe cuidarse de no ser brutalmente golpeados por taxistas, camioneros, calafieros u otros trabajadores del volante”, reprochó.

“Esto de ninguna manera puede seguir así”, expresó molesta la diputada local, proponiendo al pleno del Congreso del Estado que exhortara al Ayuntamiento de Tijuana para que, en uso de las facultades que le confiere la ley, apliquen todo el peso de la ley a los transportistas que infrinjan y contravengan el servicio público, e impongan el orden, la legalidad y el interés público en ese sector.

Deja tu comentario