DESTACA AIMO POSTURA DEL GOBIERNO ESTATAL DE NO SUBIR IMPUESTOS

0
76

La Asociación de Industriales de la Mesa de Otay (AIMO), resaltó la actitud del gobierno del Estado de Baja California de no incrementar los impuestos que se contemplaban en la Ley de ingresos del 2019 y el aceptar trabajar de la mano de la iniciativa privada en este tema.

El presidente de AIMO, C.P. Salvador Díaz González, celebró que tras reunión con el gobierno estatal, este tomara la decisión de no subir los impuestos estatales, dado a que la industria por el momento se encuentra realizando ajustes por el aumento en el salario mínimo, establecido por el gobierno federal y que entrará en vigencia para el próximo año.

“Se vio buena voluntad por parte del gobernador para acercarse con el sector empresarial para comentar y discutir sobre el alza de impuestos, lo bueno es que nos ofreció no hacer incrementos por el momento “, planteó.

Por otra parte resaltó el esfuerzo encabezado por parte del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Tijuana presidido por Kurt Honold Morales y los consejos de los otros municipios de la entidad, quienes han cumplido con su labor de gestoría ante dicha autoridad.

Uno de los acuerdos que se tomaron, precisó, fue la conformación de una mesa de trabajo a la brevedad posible, dada la trascendencia de este tema, la cual estará integrada por cinco representantes del sector empresarial, así como por funcionarios de la Secretaría de Planeación y Finanzas.

A través de la misma, se pretende revisar lo relacionado a las finanzas estatales, como son los ingresos y egresos y, sobre todo, el ver cuáles son los rubros en los que se pueden bajar recursos de la federación para afrontar el tema relacionado al pago de maestros y otros asuntos más.

Siendo este tema de preocupación conjunta para la autoridad estatal y el sector empresarial, dio conocer que en breve el presidente del CCE de Tijuana acompañará al gobernador del Estado, Francisco Vega de Lamadrid a la Ciudad de México para plantearlo ante la federación, esperando se puedan gestionar recursos, en aras de que las autoridades puedan cumplir con sus responsabilidades, sin la necesidad de tener que subir impuestos.